Bangkok. El director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo, ha presentado un nuevo borrador a los participantes en la conferencia ministerial en la isla indonesia de Bali que salva los escollos y permite relanzar la Ronda de Doha.

El texto necesita la aprobación de los ministros y representantes de los 159 países miembros de la OMC presentes en Bali.

El borrador de la declaración ministerial de Bali propuesto cuenta con la aprobación de los principales temas que se debatían y que estaban divididos en los apartados facilitación del comercio, agricultura, algodón y países menos desarrollados.

La negativa de la India a negociar un mal acuerdo en seguridad alimentaria, el principal escollo, se sortea con la aceptación de su programa de subvención de alimentos para los pobres, y por extensión de otros países que los tengan, mientras se encuentra una solución permanente.

La aprobación del borrador permitirá a la OMC "ordenar al comité de negociaciones comerciales que prepare en los próximos doce meses un programa de trabajo claro y definido de los temas de la agenda del desarrollo de Doha restantes", según dice el texto de la propuesta de declaración ministerial de Bali.

La conferencia en Bali, que se inauguró el martes, tenía previsto clausurarse hoy a las 07.00 GMT, pero se pospuso para poder alcanzar un acuerdo consensuado.

"Nadie quiere irse de Bali con las manos vacías", decía un alto funcionario indonesio, el país anfitrión, citado por el diario local "Jakarta Post".

La tonda de Doha nació en la capital de Catar en 2001 con el objetivo de liberalizar el comercio entre los países miembros de la OMC y lleva estancada desde 2008.