La compañía naviera alemana Hapag-Lloyd confirmó el jueves que está negociando una posible fusión con la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV).

Si se concreta esta operación, se daría paso a uno de los mayores grupos del mundo en este sector, dado que se convertiría en el cuarto mayor del orbe en el transporte marítimo de contenedores.

Sin embargo, aún no se ha firmado ningún acuerdo entre ambas navieras.

“Hapag-Lloyd y CSAV están actualmente en conversaciones para determinar si una posible fusión de sus actividades u otra forma de asociación les beneficiaría. De momento no se ha firmado ningún acuerdo escrito ni declaración de intenciones", precisó la entidad alemana en un comunicado.