El presidente del Consejo de Ministros de Perú, César Villanueva, presentó la campaña "Yo denuncio la corrupción" e indicó que un 93% de los peruanos no acusa estos actos ante las autoridades.

"Noventa y tres por ciento de gente que no denuncia es altísimo. Eso lo traducimos en 93% de desconfianza en nuestra institucionalidad. Tenemos una gran tarea. Esa lucha contra la corrupción no es una tarea solamente de instrumentalizar la denuncia, sino de lograr generar a través de nuestros actos, de nuestros mensajes, la confianza en la gente", indicó Villanueva.

La campaña es impulsada por la comisión de alto nivel anticorrupción del gobierno y contempla una serie de acciones para poder denunciar a un corrupto "de cualquier nivel y de cualquier sector", según Villanueva.

"Esta campaña tiene que ser un canal de confianza donde podamos ver que las denuncias toman su carril y que se puedan concretar", indicó.

Para el jefe del gabinete ministerial, la corrupción hace que el país esté lleno de "sospechas y temores" y que pierda la fe en sí mismo.

"No basta señalar 'yo no estoy con la corrupción'. Necesitamos involucrarnos en denunciar. Que tengan elementos básicos porque la denuncia también se utiliza como venganza", enfatizó.

El más reciente escándalo de corrupción en Perú lo protagonizó en noviembre pasado el empresario Óscar López Meneses, vinculado al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos, al recibir protección policial indebida.

Este acto provocó el despido de altos mandos policiales y las renuncias del asesor presidencial en temas de seguridad Adrián Villafuerte y del ministro del Interior de ese entonces, Wilfredo Pedraza.

El presidente Ollanta Humala hizo un deslinde público del empresario al señalar que el resguardo policial en la casa de López Meneses era producto de un acto de corrupción policial y agregó que éste "vive del tráfico de influencias".