La actividad económica regresó al crecimiento en el tercer trimestre del año, como consecuencia principalmente de un mayor dinamismo en las exportaciones, afirmó el Banco de México (Banxico) en su Anuncio de Política Monetaria.

Sin embargo, destacó que hay señales mixtas en la demanda interna, porque los indicadores de consumo privado y de la inversión, particularmente en construcción, no muestran señales claras de recuperación.

Ratificó que el Producto Interno Bruto (PIB) del país crecerá entre tres y cuatro% en 2014, pero advirtió que prevalecen riesgos, tanto a la baja como al alza, lo que dependerá de distintos escenarios.

“A la baja, si la volatilidad en los mercados financieros internacionales afecta el financiamiento externo al país, lo que, junto con el incremento previsto en los requerimientos financieros del sector público, podría resultar en menos recursos para el financiamiento al sector privado. Asimismo, podría observarse un crecimiento menor que el anticipado en Estados Unidos”, señaló.

Y “en sentido opuesto, si las reformas que están discutiéndose en el Congreso se aprueban, tienen un amplio alcance y se implementan adecuada y oportunamente en conjunto con el resto de reformas ya aprobadas, el crecimiento económico en nuestro país podría acelerarse sin generar presiones inflacionarias”.

Por otra parte dio a conocer que la inflación general continúa presentando una evolución favorable, manteniéndose en niveles de alrededor de 3,5%, es decir, dentro de la meta permanente de instituto central.

Inflación estable

Sobre la inflación, el Banxico ratificó su estimación en el sentido de que fluctuará en aproximadamente 3,5% durante lo que resta de este año y a lo largo del próximo. 

Para 2015 prevé que la inflación presente una trayectoria descendente para ubicarse alrededor del objetivo de tres por ciento.

Esta previsión considera el desvanecimiento de los efectos estimados de las modificaciones fiscales sobre la inflación en 2014, y una reducción en el desliz de los precios de los combustibles, de acuerdo con los cambios que recientemente aprobó el Congreso para determinar estos precios a partir de 2015.

Como riesgos a la baja, en el corto plazo prevalece la posibilidad de que la recuperación de la actividad económica resulte menor a la anticipada.

En cuanto a los riesgos al alza, aunque los mercados financieros nacionales se han comportado de manera ordenada, no se puede descartar que ante un episodio de elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales ocurra un ajuste cambiario, con el potencial de afectar la inflación, dijo Banxico.

Con base en todo lo anterior, el instituto central decidió mantener sin cambio, en 3,5%, la tasa de referencia.

Banamex, optimista para 2014

Para 2014 la perspectiva es positiva y el crecimiento económico podrá rondar cuatro por ciento, pues además de la solidez macroeconómica se ha implementado un amplio programa de reformas, señaló Javier Arrigunaga, director general de Grupo Financiero Banamex.

“Contamos con solidez macroeconómica, no necesitamos digerir excesos crediticios, y hemos visto avances significativos en la agenda de transformación estructural, en educación, competencia, telecomunicaciones y en el sector financiero, y estamos en espera de una muy profunda y significativa en materia energética”, dijo.

Adicionalmente en el país se han alcanzado niveles mínimos en inflación, lo que ha permitido disminuciones en la tasa de referencia del Banco de México (Banxico).

Agregó que en Estados Unidos hubo buenas noticias y, “gracias a su revolución energética, se habla incluso de un renacimiento manufacturero del cual México puede resultar particularmente beneficiado”.

Asimismo, dijo, nuestro país se verá beneficiado por un mayor ejercicio en el gasto público, situación que en este 2013 fue uno de los factores que contribuyó a la desaceleración, además de los problemas en la industria de la construcción asociados al sector de la vivienda, sobre todo en las tres más grandes desarrolladoras.