Eleconomista.com.mx. México es el país más afectado en Latinoamérica por la caída en las importaciones de petróleo de Estados Unidos, reveló un estudio de la consultora Argus Media, cuyos expertos urgieron a las autoridades del país a diversificar sus opciones comerciales de cara a una reforma energética.

Los directivos de esta firma británica, dedicada a la asesoría en el mercado en 17 países desde 1970, dijeron que del 2007 al 2013, la exportación venezolana pasó de 1,2 millones a 900.000 barriles por día, mientras que la de Brasil se fue de 150.000 a 90.000 barriles, pero la mexicana pasó de una exportación superior a los 1.400.000 barriles a poco mas de 700.000 barriles diarios que se exportan.

“Estados Unidos ya produce un volumen similar al total mexicano de crudo en México: 2,5 millones de barriles diarios, pero únicamente de shale, lo que obliga a quienes le exportan a replantear su estrategia comercial”, refirió al respecto Jaime Brito, vicepresidente de Desarrollo de Negocios en las Américas de Argus.

Durante la presentación de los estudios de la consultora en la ciudad de México, el experto detalló que las razones por las que Venezuela y Brasil exportan menos son distintas a las de México: los sudamericanos cambiaron su dinámica para vender más crudo a China e India, respectivamente, mientras que México ha mantenido su dependencia con EE.UU. por el descuido que tienen estos temas en comparación con las necesidades de apertura productiva que se discuten en el país.

La producción total de hidrocarburos en el vecino del norte aumentará hasta 
2 millones al 2020, mientras que la de Canadá, 1,5 millones, que se destinarán al hub de refinación de la Costa del Golfo de Estados Unidos, mismo que está diseñado para el crudo pesado, que es el mayor producto de exportación petrolera de México y de las arenas bituminosas canadienses.

Mirar hacia China. México debe emprender una estrategia severa de diversificación de las exportaciones que realiza y mirar a otros mercados, como China, que aumentará en 5 millones de barrios diarios su demanda de petróleo en la próxima década.

Además, se deben considerar las políticas con respecto al uso de etanol, que por ley en la mayor parte del vecino del norte es de mínimo 10%, pero ha llegado a 13% y estará en 14% de cada litro de combustible que requiere un vehículo.

* Vea además en Eleconomista.com.mx: "Pemex tendrá prioridad para elegir proyectos".