El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, inicia este jueves en Moscú una serie de reuniones que marcarán el comienzo de la gira que emprenderá por Rusia y China para atraer inversiones para el sector energético por unos US$20 mil millones.

En el primer encuentro, que se inició a las 7 (hora de Argentina), De Vido participa de la firma de un acuerdo entre la estatal Enarsa y la empresa hidroeléctrica rusa Rushydro.

También forman parte de esa reunión el embajador en Rusia, Juan Carlos Kreckler, y el titular de Enarsa, Walter Fagyas.

En tanto, a las 8.30 de Argentina, el ministro de Planificación mantendrá una reunión con las máximas autoridades de la Corporación Estatal de Energía Atómica rusa (Rosatom).

En la sede del organismo se firmará un acta-acuerdo entre la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y su par rusa.

Además de De Vido, participarán de este segundo encuentro el vicepresidente de la CNEA, Mauricio Bisauta, y el director de la empresa Nucleoeléctrica Argentina S.A., Rubén Quintana.