El Parlamento Europeo (PE) aprobó este miércoles las reglas de gasto de los fondos para su política internacional, incluido un nuevo instrumento financiero para fortalecer las relaciones de la UE con sus socios estratégicos que prevé alrededor de 300 millones de euros para América Latina.

Ese instrumento de asociación forma parte del paquete de reglamentos que regulará el gasto de la política exterior de la UE entre los años 2014 y 2020 y estará dotado con alrededor de 1.000 millones de euros.

Casi un tercio de ese presupuesto irá destinado a proyectos en América Latina, una de las regiones económica y políticamente más dinámicas del mundo a la que unen lazos históricos con la UE gracias a España y Portugal.

Los receptores podrán ser proyectos tanto públicos como presentados por organizaciones privadas o sin ánimo de lucro que persigan objetivos comunes a los que persigue la UE como el fomento a las normas medioambientales para luchar contra el cambio climático.

El encargado de elaborar el texto para el nuevo instrumento de apoyo financiero a las relaciones con socios estratégicos de la UE ha sido el eurodiputado español Antonio López-Istúriz (PP).

Además del llamado instrumento de asociación (954 millones), se aprobaron programas para política de ampliación (11.432 millones), vecindad (15.432 millones), operaciones de paz (2.338 millones), acciones de apoyo a los procesos democráticos (1.332 millones) y para la cooperación al desarrollo (19.622 millones).

En conjunto, estos fondos de política exterior de la UE suman 51.000 millones de euros para el periodo 2014-2020.