Eleconomista.com.mx. El senador del PRI, David Penchyna, afirmó que la consulta popular no procedería para la reforma energética porque el tema es de ingresos, uno de los rubros que constitucionalmente no proceden para las consultas públicas.

Según el artículo 35 de la Constitución, no podrán ser objeto de consulta popular los siguientes temas: la restricción de los derechos humanos, la materia electoral, los ingresos y gastos del Estado, la seguridad nacional, así como la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada.

“El tema energético es un tema de ingresos, lo cierto es que lo que genera a la nación son ingresos”, afirmó Penchyna Grub, presidente de la Comisión de Energía en una entrevista con Carmen Aristegui.

La declaración causó molestia en el PRD. El senador Alejandro Encinas calificó al priísta de soberbio e ignorante.

“Pero no puedo dejar de reaccionar a las declaraciones absurdas del senador David Penchyna que por lo menos denotan una enorme soberbia y la más profunda ignorancia. Soberbia, porque es ésa la forma autoritaria con la que quieren resolver un asunto de trascendencia nacional, la privatización del petróleo (...) Ignorante, porque lo que está a discusión no es el régimen fiscal de Pemex, sino el tema central es la propiedad originaria de la nación”, exclamó.

Armando Ríos Piter consideró que la declaración del hidalguense fue una ocurrencia poco afortunada y evidencia que el PRI y el gobierno federal siguen buscando cómo “darle la vuelta” a la consulta popular. “Una cosa son los ingresos y otra cosa es el tema energético, es sentido común, de criterio. (...) Es una penchynada”, exclamó.

El coordinador del PAN, Jorge Luis Preciado, coincidió con la visión del PRI en que el sector energético tiene que ver con temas fiscales. Se pronunció en contra de la consulta popular en materia energética porque, dijo, la representación ciudadana está en el Congreso, pues los mexicanos votaron por un representante en cada Cámara.

* Vea además en Eleconomista.com.mx: "Reformas darán equilibrio al sistema de pensiones federal".