Bogotá. El alcalde bogotano Gustavo Petro, destituido y deshabilitado este lunes por la Procuraduría General de la Nación, aseguró que detrás de esta decisión existe una jugada política de los opositores del actual gobierno para sabotear el proceso de paz entre el gobierno y las FARC.
Petro, quien se pronunció ante unas 40 mil personas que lo esperaban en la Plaza de Bolívar tras el anuncio de su destitución, pidió apoyo de los países de la región para rechazar la decisión de Ordoñez, basada en el mal manejo de recolección de basuras implementado un año atrás.
"Que América Latina lo sepa, hoy Bogotá se levanta indignada esperando la solidaridad latinoamericana, convocamos un movimiento internacional de solidaridad para que aquí el fachismo se detenga, porque con esto quieren acabar con la democracia en América Latina que lo sepan en La Habana", señaló.
El burgomaestre sugirió además que detrás de su destitución existe un interés político del expresidente Alvaro Uribe (2002-2010) para ubicar a su aliado político Francisco Santos en la Alcaldía de la capital colombiana, la segunda posición política más importante del país.

De otro lado, pidió al Gobierno y a la guerrilla de las FARC que no permitan que este hecho entorpezca el desarrollo del proceso de paz que se adelanta desde hace más de un año y que busca terminar con un conflicto armado de 50 años.

Además, responsabilizó al presidente colombiano Juan Manuel Santos de decidir si la orden del procurador, de destituirlo e inhabilitarlo habiendo sido electo por voto popular, es justa o no.

3712

"El es quien tiene que decidir si avala la decisión del procurador o es capaz ante la ruptura de la constitución de impedir su orden arbitraria (...) ahora sabremos si el presidente de la República esta con la paz o simplemente con su reelección", aseveró.

Petro, ex miembro del grupo subversivo M-19 recordó su paso por la guerrilla y aseguró que desde su desmovilización ha trabajado honestamente desde la política por mejorar la vida de la población más vulnerable.

"Este es el momento de cambiar la historia de Colombia, lo que nos emociona aquí no es un puesto o un salario, el salario se lo podemos regalar al procurador, no nos obnubilan riquezas ni palacios, lo que queremos defender aquí es la dignidad, el voto popular", aseguró.

El burgomaestre hizo un llamado a todas las minorías de Colombia para que se solidaricen con la ciudad y se unan a la protesta pacífica en todas las plazas del país hasta que se tome una decisión definitiva sobre su futuro político y comenzar a construir una paz verdadera defendiendo la democracia.

Entre tanto, sus abogados anunciaron que ya están tomando las medidas correspondientes para denunciar lo que consideran un abuso de poder por parte del procurador Alejandro Ordoñez, ante organismos internacionales de justicia.