Luego que el Senado aprobara la regularización de la marihuana, el prosecretaro de Presidencia, Diego Cánepa, hizo referencia a los futuros puntos de venta de la droga y remarcó que "las farmacias le venden drogas que son muchísimo más duras y adictivas que la marihuana".

Según declaraciones recogidas por Presidencia, Cánepa advirtió que hay sustancias mucho más "duras" que se comercializan en farmacias. “Si uno va con una receta verde del médico, las farmacias le venden drogas que son muchísimo más duras y adictivas que la marihuana y, sin embargo, hay mecanismos de contralor de los precursores químicos, de las sustancias peligrosas que se venden en las farmacias y hay controles cruzados que nos permiten dar garantías”, señaló el prosecretario.

Cánepa mencionó que, según establece la nueva normativa, el Instituto Nacional para la Regulación y el Control del Cannabis (IIRCA), encargado de el control de producción y venta de la marihuana, será el organismo que otorgue las licencias de comercialización.

Por su parte, afirmó que la reglamentación de la norma estará pronta dentro de los próximos noventa días, ya que el Poder Ejecutivo se encuentra elaborándola en conjunto con la Junta Nacional de Drogas desde hace tres meses. 

“Cuando se promulgue, por parte del presidente Mujica, quizá este mismo viernes, va a quedar vigente la ley en todos sus aspectos aunque hay temas que para implementarlos en la práctica necesitan de la reglamentación”, agregó.

Cánepa recordó también que, a pesar de la aprobación de la ley, continúa prohibida la venta de marihuana por parte de particulares. "Lo que generamos en Uruguay es un mercado estrictamente regulado de la marihuana, porque si hoy alguien produce o vende por fuera del mercado regulado, va a seguir cometiendo un delito”, subrayó.

“Está comprobado en el mundo que es mucho más difícil para un Estado controlar un mercado ilegal que uno legal, en el que se pueden generar las condiciones de contralor y fiscalización que son mucho más complejas cuando el mercado es invisible”, sentenció.

En cuanto al registro que llevará el Estado de los consumidores, aclaró que “la nueva ley establece que los datos del registro de consumo de marihuana no medicinal van a ser considerados datos sensibles dentro de la ley de protección de datos".

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, también hizo declaraciones sobre la reciente aprobación de la regulación de la marihuana, y explicó que quien esté fuera del marco normativo, seguirá incurriendo en delito. 

“El Ministerio el Interior y la Policía siguen combatiendo el narcotráfico, se trate de cocaína, pasta base o marihuana si no está dentro de los canales aceptados por la regulación”, señaló.

En tanto, Bonomi destacó que la ley aprobada este martes propone un nuevo enfoque frente a esta droga. "Hasta ahora lo que hubo en el mundo es la guerra a las drogas. La guerra a las drogas significa que combate la Policía o el Ejército. Entonces la droga es una cuestión policial o militar. Lo que nosotros estamos haciendo, primero que nada, es considerarlo una cuestión de salud y, por lo tanto, estamos en una política de reducción de daños y separación de mercados que no es necesariamente un tema policial”, concluyó el ministro.