Tegucigalpa, Honduras. A pesar del enorme potencial en Honduras para la producción de energía limpia, la generación de electricidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) aún depende de las plantas públicas y privadas que usan diésel y bunker. Así se desprende de los informes preparados por la ENEE.

Por cada 100 gigavatios de energía generada en el sistema de la ENEE a septiembre de 2013, 40 Gwh procedían de fuentes hídricas, eólica y biomasa. Los restantes 60 gigavatios eran de plantas térmicas e importaciones.

Lo anterior contradice el informe del Secretario de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Roberto Cardona, quien asegura que el 44% de la generación eléctrica es renovable.

El gobierno del presidente Porfirio Lobo Sosa aprobó 47 proyectos de energía limpia a finales de 2010, con una capacidad de generación de 750 megavatios.

Sin embargo, en los últimos tres años apenas cuatro proyectos han comenzado su construcción, del cual solo Chameleconcito está en operación comercial -12 megavatios-. En el mediano plazo estará lista La Vegona -39,5 MW-.

Capacidad instalada. Informes estadísticos de la ENEE indican que la capacidad instalada ha registrado un pequeño incremento a partir de 2010, al pasar de 1.610 a 1.734,9 megavatios.

El aumento ha sido de 124,9 megas, el que se explica por la entrada en operación del parque eólico Cerro de Hula, el que tiene una capacidad instalada de 102 megavatios.

En 2010, el 61,6% de la capacidad instalada (992,5 MW) era térmica –diésel y bunker-, mientras que la hidráulica alcanzó 32,7% (526,4 MW) y 5,7% (91,4 MW) era biomasa. Lo anterior significa que 61,6% era energía sucia y 38,4% era de fuentes renovables.

Para septiembre de 2013, la capacidad instalada ascendió a 1.734,9 megavatios, de los que los generadores térmicos aportaban el 56,3% (977,4 MW), seguido de la energía hidráulica, con 31,7% (550 MW), biomasa con 6,1% (105,5 MW) y eólica con 5,9% (102 MW). El 56,3% era energía sucia y 43,7% era limpia.

Cae generación limpia. En los últimos años, la generación de energía renovable al sistema interconectado de la ENEE ha bajado.

Para diciembre de 2010, la generación total al sistema eléctrico fue de 6.744,3 gigavatios, de los que las plantas térmicas contribuyeron con el 52% (3.499,6 Gwh), seguidos de la hídrica con 44,8% (3.080,3 Gwh), biomasa con 2,1% (142,1 Gwh) e importaciones con 0,3% (22,1 Gwh).

Sin embargo en el presente año, la ENEE reporta que la generación térmica ha mostrado un incremento respecto a diciembre de 2010, al aportar el 58,7% (3.477,6 gigavatios hora) a septiembre pasado, seguido de la hidráulica con 33,7% (1.999,1 Gwh), eólica con 3,7% (218,9 Gwh), biomasa con 2,6% (156,8 Gwh) e importaciones con 1,3% (76,4 Gwh).