El presidente del Poder Judicial, Enrique Mendoza, invocó a los jueces del país a suspender la denominada “huelga blanca”, en demanda de incrementos salariales, y los instó a retornar a sus actividades para que la población pueda ser atendida sin contratiempos.

Consideró necesario que los magistrados retornen a sus actividades ordinarias y estimó que espera que en las próximas horas se llegue a un acuerdo en relación con esta demanda salarial, luego de las conversaciones con el Poder Ejecutivo de la víspera.

“Invoco a los jueces de la República a que suspendan esta una inactividad, llamada también 'huelga blanca', porque no está permitida. Estoy seguro que voy a ser comprendido y escuchado, porque el servicio público debe mantenerse de manera permanente”, expresó.

La propuesta salarial planteada por el Poder Ejecutivo permitiría que el sueldo de un juez superior pase de S/. 12,000 a S/. 14,400; mientras el de un juez de especializado de S/. 9,000 a S/. 12,400; y el de los jueces de paz o de primera instancia, de S/. 6,000 a S/. 7,800.

En tanto, con la pretensión propuesta por el Poder Judicial, el sueldo de un magistrado pasaría de S/. 12,000 a S/. 21,500, mientras que un juez especializado elevaría sus ingresos de S/. 9,000 a 18,500; y un juez de paz letrado, de S/. 6,000 a S/. 16,500.

Al respecto, Mendoza Ramírez aseguró que en la práctica los haberes planteados por los jueces “son mucho menores”, pues están sujetos a todos los descuentos y retenciones de ley.

“No son haberes escandalosos y se ha optado por la progresividad a lo largo de tres o cuatro años. Invoco a los jueces a que depongan cualquier actitud para que vuelvan a sus trabajos ordinarios y el público pueda ser atendido como se debe”, recalcó.

Los jueces, cuyas pretensiones salariales apuntan a ganar por encima de los ingresos de un ministro de Estado, se reúnen en salas plenas, en las que discuten asuntos básicamente doctrinarios, dejando de lado la atención de los juicios y las audiencias.

El titular de la Corte Suprema de Justicia se reunió con el presidente del Congreso, Fredy Otárola; para dialogar sobre el incremento salarial de los jueces y al proyecto de ley de fortalecimiento del Poder Judicial, aprobado por el Consejo de Ministros.

Mendoza arribó al Parlamento al promediar el mediodía y fue recibido en el despacho de Otárola, donde sostuvieron un encuentro privado que duró alrededor de 10 minutos, informaron voceros del Poder Legislativo.

Posteriormente, el titular del Poder Judicial abandonó el recinto para dirigirse a un ambiente contiguo para reunirse con otros congresistas del la República y, luego de ello, brindó declaraciones a la prensa.