Managua. Nicaragua requiere de US$47,4 millones para renovar, al menos, el 44% de las plantaciones de café del país, en su mayoría afectadas por el brote de la roya, que han sido declaradas "improductivas" por los cafetaleros, según un estudio divulgado este jueves.

El estudio "Impacto de la roya en los medios de vida de las familias productoras y jornaleros de café en Nicaragua", realizado por el Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan, de la Universidad Centroamericana (UCA), indicó que se necesitan esos fondos para renovar 54.108 de las 123.438 hectáreas donde se siembra café en el país.

El estudio advirtió que unas 15.753 hectáreas de las plantaciones de café que deberían ser renovadas pertenecen a los estratos pobres y muy pobres; 34.931 a los estratos medios; y 3.424 a los grandes o acomodados.

"Renovar esta superficie de café requerirá un volumen de recursos de US$47,4 millones, estimando un monto promedio por manzana (0,69 hectáreas) de US$500 para los estratos pobres y muy pobres, y de US$700 para los otros estratos", recogió el documento.

Los investigadores de Nitlaplan explicaron que las diferencias de costos se deben al uso de mano de obra familiar de los estratos más pobres.

En Nicaragua, unas 44.519 familias se dedican a la siembra de café, de las cuales 54,2% son cafetaleros pobres y 23,5% pequeños cafetaleros en ascenso, según cifras oficiales.

La caficultura, antes de ser afectada por el brote de la roya, generaba 379.624 empleos entre permanentes y temporales en Nicaragua, cuya población es de 6,1 millones de habitantes, de acuerdo al informe.

Según esa investigación, la roya ha dejado unas 64.000 personas sin empleo, de las cuales 16.000 trabajaban de forma permanente y 48.000 de forma temporal durante los tres meses de cosecha.

Para poder recuperar la cantidad de empleos perdidos como efecto de la roya para 2015, es necesario reactivar la caficultura al ritmo de la capacidad de los productores y modernizar las áreas afectadas, propuso Nitlapan.

En Nicaragua, donde el café era el principal producto de exportación en 2012 (ahora es el tercero), el 35% de los cultivos se ha perdido a causa de este hongo, lo que equivale a unas 41.095,9 hectáreas, de acuerdo a cifras de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos.

En 2012 el producto de mayor exportación fue el café, con US$519,4 millones, seguido por el oro, con US$431,8 millones.

En cambio, entre enero y noviembre de 2013 el oro encabezó las exportaciones con US$395,1 millones, seguido de la carne de bovino con US$351,5 millones y del café con US$344,9 millones.

La roya es un hongo que debilita las plantas y provoca que el fruto del café caiga antes de su maduración. Se detecta cuando el reverso de las hojas adquiere color naranja o amarillo.