El uso de las colocaciones de bonos de deuda pública interna sigue siendo una prioridad del gobierno para cuadrar sus cuentas.

El Ministerio de Finanzas informó en un informe que hasta el tercer trimestre de 2013 el saldo de las acreencias colocadas internamente asciende a la cantidad de $66.746 millones, lo que refleja un aumento de 12% con respecto al monto con el cual cerró el año 2012.

Solamente entre los meses de julio, agosto y septiembre se reflejó un alza de 10,6% con respecto al trimestre anterior (abril, mayo y junio).