París. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) elevó su previsión de demanda de petróleo en 130.000 barriles diarios tanto para 2013 como para 2014 gracias al impulso de Estados Unidos, Europa y los países de la OCDE.

Según el análisis mensual del mercado del petróleo correspondiente a noviembre que elabora esa agencia de la OCDE, la demanda global de petróleo se habrá situado en 91,2 millones de barriles al día en el conjunto de 2013.

En 2014, la demanda de crudo alcanzará los 92,4 millones de barriles diarios, agregó la AIE en su informe.

"La estimación de demanda de petróleo de la OCDE para 2013 se ha elevado ante la evidencia creciente de que las entregas a la OCDE oscilaron al alza en el segundo trimestre de 2013", señaló la AIE.

Las proyecciones de esa agencia para Estados Unidos también se han revisado al alza, debido al crecimiento económico por encima de lo esperado en ese país en el tercer trimestre del año y al ajuste en la recolecta de datos.

Entre el cálculo interanual que va del segundo trimestre de 2012 y el tercer trimestre de 2013, la demanda europea de crudo aumentó en 175.000 barriles diarios, frente al anterior declive medio de 530.000 barriles, subrayó la AIE.

Esa agencia de la OCDE, con sede en París, destacó que la atención del sector del petróleo se coloca ahora sobre Irán, tras el acuerdo alcanzado entre Teherán y el grupo 5+1 (EE.UU., Rusia, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania) que establece la suspensión por seis meses del programa nuclear de Irán a cambio de un alivio de las sanciones internacionales impuestas a ese país.

"Aunque se han suavizado parcialmente las sanciones a Irán (...), las sanciones vigentes a la exportación de crudo en Estados Unidos y la Unión Europea siguen firmes" y Washington "ha dejado clara su determinación de hacer cumplir las sanciones petroleras más que nunca", sintetizó la AIE.

Por ello, esa agencia indicó que aún queda "mucho trabajo por hacer" antes de "alcanzar un acuerdo completo" que permita abrir un nuevo capítulo en las exportaciones iraníes de petróleo.

Otro de los aspectos a considerar en los meses venideros es la llegada del invierno al hemisferio norte, lo que tradicionalmente eleva la demanda de combustibles fósiles en el primer y en el último trimestre del año, recordó la AIE.