Ciudad de Panamá. Panamá podría enfrentar la posibilidad de que el consorcio español Sacyr Valle Hermoso, no pueda concluir la construcción del tercer juego de esclusas debido a serios problemas económicos, según reveló el diario La Estrella de Panamá.

De acuerdo al medio panameño, el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) que conforman la española Sacyr Vallehermoso como líder, Impregilo de Italia adquirida por la firma Salini, Jan de Nul de Bélgica y la local CUSA, (Constructora Urbana, S.A.) intentaría renegociar los términos del contrato para la construcción del tercer juego de esclusas.

Sus razones no están claras y hasta ahora solo se cuenta con evidencias y versiones extraoficiales.

Las cuatro son responsable de poner en concreto y hierro el sueño de un tercer juego de esclusas. Pero han tenido tropiezos desde el principio. Tres huelgas empezaron a mermar su impulso, luego una diferencia con la Autoridad del Canal (ACP) por la calidad del concreto con que pretendían armar las paredes y la estructura de las esclusas y otros daños como el clima y dificultades con el manejo de los suelos dejaron su huella en la resistencia de las empresas del consorcio.

Las más afectadas fueron las europeas. Entre ellas Sacyr Vallehermoso parece llevar la peor parte. Según La Estrella de Panamá, las versiones aseguran que a la fecha Sacyr simplemente se quedó sin dinero. Algo que cobra mucho sentido, si se toma en cuenta que cuando la empresa ibérica miró hacia esta región, en España la crisis económica entraba en su apogeo.