Brasilia, Xinhua. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo este miércoles que el gobierno reservará comentarios sobre la carta abierta del ex agente de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, según la sigla en inglés) de Estados Unidos, Edward Snowden, para pedir apoyo a la concesión de asilo político en el país.

En un encuentro con la prensa en el Palacio de Planalto, Rousseff subrayó que no hubo ninguna solicitud formal al respecto y que no cabe a la presidencia "interpretar cartas".

"Me doy completamente el derecho de no manifestarme sobre lo que no nos fue enviado. Y más que eso, yo no interpreto cartas, no es mi misión", argumentó.

"Nosotros no somos un órgano al cual se hace, o se consulta, o se comunica por interpuestos. No nos fue enviado nada. Cómo voy a manifestarme?", planteó.

Este martes, una carta abierta de Snowden dirigida "al pueblo brasileño" fue publicada por el diario Folha de Sao Paulo, dando inicio a una campaña para recoger firmas en defensa de la concesión de asilo político para el ex agente de la NSA, quien reside en Rusia con base en un asilo temporal.

La cancillería brasileña informó que no recibió ninguna solicitud formal de asilo, por lo que no se pronunciaría sobre el tema.

En julio pasado, Snowden divulgó una serie de documentos a través del periodista estadunidense, Glenn Greenwald, que revelaron que la NSA espió a la presidenta Rousseff, sus principales colaboradores y a empresas brasileñas, como la petrolera estatal Petrobras.

Las denuncias resultaron en un enérgica condena de Rousseff a las prácticas de ciberspionaje en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), a inicios de septiembre.

El escándalo provocó también que la mandataria brasileña cancelara una visita de Estado que realizaría a Estados Unidos en octubre, por considerar insatisfactorias las explicaciones de Washington.

Snowden huyó de Estados Unidos a Hong Kong en mayo, poco después de divulgar detalles a la prensa sobre el programa secreto de vigilancia de Internet y llamadas telefónicas del gobierno estadounidense.