París. La compañía aeronáutica Airbus firmó un acuerdo con los fabricantes de motores Honeywell y Safran para desarrollar un sistema eléctrico que dé autonomía a los aviones de la familia A320 para sustituir a los tractores que los remolcan en los aeropuertos.

Según informaron este miércoles las tres empresas en un comunicado conjunto, el sistema, denominado e-Taxi, permitirá a las aeronaves circular desde la puerta de embarque hasta la pista de despegue sin depender de un tractor de remolque ni utilizar sus reactores.

Con este método, los tres socios calculan que de media se ahorrará 4% del combustible en cada trayecto y las emisiones de dióxido de carbono y óxido de nitrógeno que se generan durante estas maniobras se reducirán a la mitad.

El sistema e-Taxi usará la unidad de energía auxiliar de las aeronaves para alimentar los motores eléctricos de las ruedas de aterrizaje y permitirá que los pilotos controlen desde la cabina la velocidad y la dirección del avión durante todo el proceso.

El desarrollo y evaluación de este proyecto lo llevará a cabo EGTS Internacional, una filial de la francesa Safran y la estadounidense Honeywell.

El responsable de la familia de aviones A320 de Airbus, Daniel Baubil, destacó que estas aeronaves caracterizadas por contar con un único pasillo tienen "el tamaño adecuado" para implementar este sistema eléctrico.

Durante los próximos meses, las compañías desarrollarán conjuntamente un plan para determinar la viabilidad del proyecto y concretarán las necesidades del mercado para conseguir una solución tecnológica específica.

Los aviones de la familia A320 son las aeronaves de un único pasillo más vendidas, ya que Airbus ha recibido 10.000 encargos, de los que 5.800 han sido ya entregados.