Beijing. Geely, el fabricante chino de coches que compró Volvo en 2010, y BNP Paribas Personal Finance han firmado un acuerdo con el fin de establecer una empresa conjunta para financiar la compra de vehículos en China, anunció el martes en un comunicado Geely.

El capital registrado de la compañía mixta asciende a 900 millones de yuanes (US$147 millones), 80% aportado por Geely y el 20% restante por la entidad financiera francesa.

La apertura de la empresa estará sujeto a la aprobación de la Comisión Reguladora Bancaria de China, el regulador bancario de China, y a otras autoridades gubernamentales pertinentes, de acuerdo con el documento.

La empresa proporcionará los productos y servicios de financiación de automóviles en China, que incluyen soluciones mayoristas de financiación para que los concesionarios de coches puedan sufragar la adquisición de vehículos e instalaciones operativas, así como la financiación minorista para clientes finales que compren vehículos con las marcas que poseen y usan Geely o Volvo.

El mercado de automóviles de China sigue creciendo a un ritmo rápido y los clientes buscan cada vez nuevas e innovadoras formas de financiar sus compras, apuntó el vicepresidente y CFO de Geely, Li Donghui.

"Estas soluciones de financiación también nos permitirán ayudar a nuestros distribuidores a mejorar su eficiencia operativa y maximizar su potencial de ingresos", añadió.

Eric Raynaud, director general de BNP Paribas Personal Finance Asia Pacific, aseguró que la participación en el sector de financiación de automóviles de China es un hito clave para el plan de desarrollo de la institución financiera gala en China, tras el anuncio en julio de su entrada en una empresa conjunta de capital 50:50 con el Banco de Beijing en el sector de los seguros.