San José. El gobierno de Costa Rica anunció este miércoles que pagó US$6,5 millones a la empresa brasileña OAS como primer tramo del acuerdo de conciliación, por US$34,9 millones, para el finiquito de un contrato de US$523,7 millones para la construcción de una carretera.

El ministro costarricense de Planificación, Roberto Gallardo, declaró este miércoles a los periodistas que el pago responde al acuerdo de conciliación alcanzado con OAS a inicios de este diciembre y que se encuentra apegado a la legalidad.

Gallardo explicó que Costa Rica tiene previsto pagar el dinero restante a más tardar en febrero próximo, para cumplir con el plazo límite acordado del 15 de marzo del 2014.

El acuerdo de conciliación se logró mediante un procedimiento de resolución alterna de conflictos en el Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio costarricense.

En la conciliación, Costa Rica se comprometió a pagar a OAS antes del 15 de marzo próximo un total de US$34,9 millones por gastos incurridos por la empresa en expropiaciones, planos y diseños, gastos operativos y especies fiscales.

Por su lado, OAS renunció a presentar reclamos en otras instancias internacionales en busca de otro tipo de indemnizaciones, según el gobierno.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, anunció el pasado 22 de abril que daba por descartada la concesión para la carretera y que buscaría el finiquito del contrato con OAS, unos días después de multitudinarias protestas de los vecinos de la vía.

La concesión pretendía la modernización de un tramo de 58 kilómetros de la carretera Interamericana entre San José y la localidad de San Ramón, provincia de Alajuela, pasando por el aeropuerto Juan Santamaría, el más importante del país.

Las obras nunca comenzaron y el contrato enfrentó numerosas protestas de los vecinos de la vía porque consideraban demasiado alto el valor del proyecto y muy elevadas las tarifas de los futuros peajes.

El gobierno y los vecinos analizan diversas opciones para construir la obra.