El próximo año será también de "achaque" para las personas que desean comprar una vivienda, sea casa o departamento, pues los precios del mercado inmobiliario no piensan en bajar, sino todo lo contrario, debido a a los mayores costos que tendrá la tasa de interés de los créditos hipotecarios, asegura el estudio "Situación Inmobiliaria", realizado por el Banco BBVA.

Jorge Selaive, economista jefe de la entidad, señala que las rebajas en la tasa de interés que ha realizado el Banco Central no tienen incidencia de primer orden, pues lo más importante es la tasa de los bonos estadounidenses, que viene subiendo, y que determina en mayor grado el comportamiento de las tasas de interés en el largo plazo.

Más problemas. A su juicio, otro problema que se avecina es el endurecimiento de los bancos para entregar créditos hipotecarios, pues actualmente se concentran en las personas con menor riesgo.

"Condiciones financieras locales apuntan hacia una mantención e incluso aumento en las tasas de interés de largo plazo, mientras que condiciones crediticias a nivel agregado podrían ser más restrictivas ante empeoramiento en indicadores de crédito", indica el documento.

Además, el informe bancario sostiene que "es altamente probable que el retroceso en la unidades disponibles para venta impida por ahora retrocesos en los precios".

Eso sí, Selaive dice que no hay necesidad de que las autoridades públicas implementen medidas de contención en el precio de las viviendas.

Según el BBVA, "los proveedores de crédito (bancos) no han estado detrás del alza de precios", sino que este fenómeno responde más bien a las condiciones laborales de bajo desempleo y aumento de salarios.

Respecto a otros países de la región, Chile se ubica en el quinto lugar de los precios más altos por metro cuadrado, detrás de Brasil Colombia, México y Uruguay, aunque este punto no consideró la paridad por precio de compra.

* Lea además en Nación.cl Transantiago refuerza servicios para fiesta de fin de año