Madrid. La cadena hotelera española Room Mate planea abrir once nuevos hoteles, con lo que gestionará veintinueve establecimientos en el mundo, y prevé facturar 35,2 millones de euros (US$48,4 millones) en 2013, según ha informado la compañía en una nota de prensa.

Según Room Mate, los resultados económicos estimados para 2013 arrojan "uno de los mejores ejercicios de la historia" de la compañía, con récords en ocupación del 80,3%, un "rev par" (ingreso por habitación disponible) de 89,88 euros y un resultado bruto de explotación (ebitda) de 250.000 euros.

En cuanto al beneficio bruto (GOP), será de 41% sobre los ingresos.

Asimismo, para 2017, Room Mate prevé facturar 200 millones de euros (US$275,2 millones), es decir, sextuplicar la previsión de este año.

La empresa, fundada y presidida por Kike Sarasola, estrenará plazas como Estambul, Bogotá, Rotterdam (Holanda), Milán (Italia) o Roma y reforzará otras como Nueva York y Barcelona.

En Estambul, Room Mate gestionará tres hoteles, que sumarán 164 habitaciones, y el primero de ellos abrirá en la primavera de 2014 con 61 habitaciones.

En Rotterdam, la cadena incorporará un hotel de 230 habitaciones en el distrito portuario conocido como el Manhattan holandés, cuya planta baja estará dedicada a una zona comercial de productos españoles.

En Italia, la compañía realizará aperturas en Roma y Milán, que se suman a las dos de Florencia de la pasada primavera.

Fuera de Europa, Room Mate también estrenará plaza en Bogotá, con dos nuevos hoteles, y abrirá su segundo establecimiento en Nueva York.

A nivel nacional, a finales de 2014 abrirá su tercer hotel en Barcelona y en 2015, el cuarto.

Gracias a estas nuevas incorporaciones, la cadena hotelera duplicará su número de habitaciones, pasando de 1.190 a 2.100, un crecimiento del 73,5% con respecto a 2013.

Además, Room Mate prevé generar cerca de 360 nuevos puestos de trabajo en 2014.