El abogado Mario Iguarán Aldana, quien defiende los intereses jurídicos del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, presentará en los próximos días un recurso para que un juez de control de garantías tome medidas preventivas contra el procurador general, Alejandro Ordóñez Maldonado.

La acción jurídica pediría la suspensión de la competencia del jefe del ministerio Público con el fin de que no conozca el recurso de reposición presentado por el mandatario distrital frente al fallo que lo destituyó e inhabilitó por 15 años para ejercer cargos públicos por las irregularidades en la planeación y ejecución del nuevo modelo de aseo en Bogotá.

“No se puede descartar como medida preventiva para el bien del procurador y del alcalde que dentro del proceso penal se pida la suspensión de la competencia del señor procurador (…) en ese orden de ideas suspendida la competencia se da trámite al recurso de reposición, pero sería otro procurador quien debería decidir”, explicó Iguarán.

El otrora ex fiscal general de la Nación reiteró que no se solicitará la suspensión o nulidad del fallo, sino la garantía de los derechos procesales para el alcalde de Bogotá, quien ha argumentado que el fallo de la Procuraduría General fue desproporcionado puesto que el jefe del organismo disciplinario no es su juez competente basándose para esto en el artículo 323 de la Constitución Política.

Este miércoles, el alcalde de Bogotá viajó a Washington para ventilar su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y recordar que en un caso similar al suyo el sistema interamericano condenó a Venezuela para inhabilitar al ex alcalde de El Chacao, Leopoldo López. 

La Fiscalía General anunció el pasado sábado la apertura de dos investigaciones preliminares contra Alejandro Ordóñez por presunta extralimitación en sus funciones.