Barcelona. Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) se encargará de supervisar el estudio previo para la construcción de la futura red ferroviaria de mercancías de Ecuador, proyecto estratégico que tiene que vertebrar el desarrollo sostenible del país sudamericano, de quince millones de habitantes.

Según ha informado en un comunicado TMB, el gobierno ecuatoriano, a través del Instituto Nacional de Preinversión, ha adjudicado a TMB el contrato, que lleva el nombre de "fiscalización del estudio de prefactibilidad del tren de carga eléctrica del Ecuador", como resultado de un concurso público en el que la empresa catalana ha obtenido una puntuación técnica de 98,75 sobre un máximo de 100.

La tarea tiene que llevarse a cabo en un tiempo máximo de 300 días a partir de la firma del contrato, que se formalizó la semana pasada.

Las autoridades ecuatorianas buscan a través del ferrocarril dar un impulso a la economía del país mediante un sistema de transporte de bajo impacto ambiental, que disminuya su dependencia de los combustibles derivados del petróleo y que facilite la atracción de nuevas actividades.

La idea es construir una red ferroviaria electrificada que una los principales centros productivos del país, actuales y futuros, con los puertos del Pacífico y que tenga conexiones internacionales con Perú y Colombia.

También se analizará la viabilidad de establecer servicios de pasajeros entre las ciudades más pobladas, como Guayaquil y Quito, así como una línea específica para el transporte de las extracciones mineras de las provincias surorientales.

El contrato también incluye los servicios de seguimiento, supervisión y validación, del trabajo de la consultoría que el mismo gobierno ecuatoriano ha encomendado a la empresa alemana GIZ IS.

El trabajo de esta empresa será evaluar la demanda, estudiar el terreno y determinar las soluciones técnicas y económicas de la futura red ferroviaria, como paso previo para los estudios de detalle, los proyectos constructivos y los planes de explotación.