La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) realizó el prelanzamiento de la Ronda Colombia 2014 para las empresas interesadas en participar en la oferta de nuevos bloques petroleros.

Esta se dividirá en cinco áreas y tipos de yacimientos y se estima que estaría entre 80 y 100 bloques.

“Queremos motivar a las empresas y a los empresarios a que sigan apostándole a la búsqueda de petróleo en Colombia con mecanismos competitivos y transparentes que incentiven la oferta, como lo han sido las Rondas Colombia de años anteriores", dijo el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta. Según los cálculos del Gobierno, con la Ronda se busca atraer inversiones superiores a US$2.600 millones.

En total, se ofertarán 22 millones de hectáreas (en 2012 fueron 13 millones). La primera área corresponde a bloques de yacimientos descubiertos no desarrollados, la segunda corresponde a gas metano asociado al carbón, la tercera a convencionales, la cuarta a no convencionales y la quinta, a mar adentro.

Pese a los rumores de que las rondas se harían cada año, la ANH desmintió esta versión y señaló que serán bianuales. En 2012 se ofertaron 112 bloques de los cuales se adjudicaron 50 y de estos sólo un mínimo porcentaje ha iniciado exploración debido a problemas de licenciamiento ambiental.

De acuerdo con el viceministro de Energía y antiguo presidente de la ANH, Orlando Cabrales, parte de la estrategia del Gobierno se basa en el fortalecimiento de los marcos regulatorios y estrategias de desarrollo para el aprovechamiento de los recursos y en entregar la mayor cantidad de información con un gran valor agregado para los proponentes.

La queja de los inversionistas es que la información de la Ronda pasada fue muy elemental y no se podía determinar si el bloque tenía un grado alto de prospectividad, lo que se tradujo en poco interés por la misma.

Los términos de referencia, según la ANH, se están estructurando y estarían listos para finales de febrero, cuando se hará la apertura de la Ronda Colombia 2014.

Acosta señaló que el país debe acelerar en la búsqueda de nuevas reservas. “Si viene otro Caño Limón, nosotros agradecidos, pero para ello hay que hacer más exploración”.

Para 2014 la meta de perforación de pozos es de 209, según los cálculos de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).