Con la prórroga por 15 años del contrato para extracción de crudo a Petro Energy, se cambiaron las condiciones de regalías y participación estatal, con ello se busca que mejore la producción nacional y aumenten los ingresos al Estado, según el ministerio de Energía y Minas (MEM).

La compañía tiene la obligación de abrir al menos cinco pozos nuevos cuya inversión sería de alrededor de US$15 millones por cada uno, informó el ministro Érick Archila.

En la actualidad, Petro Energy opera dos pozos por los que paga el 1% en regalías; sin embargo, con el nuevo contrato pagará entre el 1% y el 3,5%, la cual será definida por las condiciones de los precios internacionales, agregó.

El funcionario explicó que se aumentó el porcentaje de participación del Estado la cual con el contrato anterior estaba en 30%, y ahora subió a 42%, y se tiene la opción de subirla hasta 80% según el nivel de producción y calidad del petróleo.

Petro Energy, S. A. también deberá pagar de 2% a 3% adicional de la participación del Estado con base en los precios, detalló Luis Ayala, director del hidrocarburos del MEM. La empresa también está obligada a pagar un aporte entre US$25 mil y US$275 mil anuales (entre Q200 mil y Q2.2 millones anuales), dependiendo del volumen de producción.

Con este contrato, entre otras medidas, se busca revertir la caída de 6,5% en la producción de petróleo nacional, que se reporta hasta noviembre del 2013, indicó Archila.

Hasta el plazo en mención los campos Chocop, en Petén, y Yalpemech, en Alta Verapaz, produjeron 63 mil 525 barriles, que significa el 1,9% del total de 3,3 millones de barriles que es la producción nacional.

“No pueden seguir produciendo 200 barriles por día, por lo que tienen la obligación de poner a producir nuevos pozos”, agregó Archila.

En los primeros cuatro años la empresa está obligada a perforar cinco pozos, dos de estos deben ser en los primeros dos años, y los tres restantes dependerán de la viabilidad técnica y económica. La inversión necesaria podría superar los US$60 millones, destacó Archila.

Además deberán optimizar el desarrollo y explotación de los campos Chocop y Yalpemech, por medio de una estrategia que deberá presentar al MEM en el primer año del contrato.

Hasta octubre del 2013, con el contrato 1-91 han ingresado al Estado US$918 mil 780 por regalías, pero aún no paga participación al Estado porque no ha recuperado la inversión. El contrato inicial fue de 25 años y venció el 11 de diciembre.

Proyectos. City Petén prevé  invertir US$30 millones a corto plazo,  al empezar  en el  2014, indicó José Páez, representante de la empresa.

En los últimos años la compañía ha invertido US$50 millones, y uno de los resultados es la localización de un yacimiento de gas natural.

En la actualidad producen 300 barriles diarios  de condensado de gas que se entrega en la refinería de La Libertad, Petén, de Perenco (otra compañía extractora). Para el próximo año, City Petén prevé  perforar un pozo adicional para  establecer la reserva del lugar.

Aparte,  la empresa CPA operadora local de Pacific Rubiales, de capital canadiense, empezó el  3 de septiembre la perforación de su primer pozo en el país.

Al mes pasado, la producción fue de 3,3 millones de barriles, con baja de 6,5%.

1,91% es la producción de Petro Energy respecto del total nacional.