El 13,3% de los adolescentes de entre 13 y 17 años tendrán que seguir comprando marihuana en el mercado negro, ya que la ley de regulación del mercado de esa droga, aprobada la semana pasada, no contempla el consumo por parte de menores que continuará siendo ilegal. 

Según la Segunda Encuesta Mundial de Salud Adolescente GSHS, realizada a los alumnos de 2º, 3º y 4º de liceos tanto públicos como privados de las ciudades de más de 5.000 habitantes, entre los adolescentes de 16 y 17 años, los consumidores crecen al 27,1%. 

Si se toma en cuenta solo la población de Montevideo, consume el 16,8% de los estudiantes, mientras que en el interior desciende a 10,8%. Entre los adolescentes de 15 años consume el 16,7%. La encuesta fue realizada por la Junta Nacional de Drogas, el ministerio de Salud Pública y el de Desarrollo Social.

El trabajo también reveló que uno de cada diez estudiantes bebió alcohol seis o más días en el último mes, y la mitad de los estudiantes lo consume habitualmente.

La forma en que más frecuentemente consiguen el alcohol los adolescentes escolarizados es comprándolo ellos mismos. Los adolescentes de 15 años lo adquieren directamente, mientras que los de 13 lo consiguen con frecuencia en su familia. Cuatro de 10 de los encuestados afirmaron que en el último mes lo compraron en un supermercado, almacén, estación de servicio o bar.

Asimismo, el consumo abusivo de alcohol aumenta la probabilidad de participar en peleas o de tomar riesgos. Por ejemplo, el 76,6% declaró no usar cinturón de seguridad siempre, el 27,1% subirse al vehículo de un conductor alcoholizado, y el 17,6% que luego de beber participó en peleas. 

Por último, la encuesta reveló que el consumo de tabaco se redujo seis puntos porcentuales en los últimos seis años entre los estudiantes de 2º, 3º y 4º de liceo: en 2012, el 13% consumió tabaco.