El Grupo BMW invertirá 200 millones de euros en la construcción de una planta de producción en Brasil, que empezará a operar en otoño del próximo año y que tendrá capacidad para 30.000 vehículos anuales.

La marca automovilística bávara informó de que con esta instalación, en la localidad de Araquari y la primera de la firma en América del Sur, se crearán 1.300 empleos

La apertura de esta fábrica forma parte de la estrategia de BMW de aumentar su presencia en mercados emergentes como Brasil, Rusia, India y Corea.

El Grupo BMW, a este respecto, anuncia que su red de producción global en el futuro incluirá 29 sedes de producción y ensamblaje en 13 países de cuatro continentes.

Las instalaciones incluirán un taller de carrocería, otro de pintura e instalaciones de ensamblaje.

Los modelos incluidos en la producción podrían incluir el MINI Countryman, el BMW Serie 1 (5 puertas) el Serie 3 (sedán) y los crossover X1 y X3.

BMW ha presentado en el mercado brasileño el eléctrico i3, que estará disponible en ese país a partir del verano de 2014.