Montevideo. El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, dijo este jueves que su país regresa al Mercosur "con la cabeza erguida" y que la aceptación del ingreso de Venezuela al bloque fue a cambio de nada.

"Hoy me siento muy feliz que desde adentro vamos a poder rectificar y reclamar todo lo que no podíamos hacer de afuera", dijo Cartes en Asunción, la capital paraguaya.

En junio de 2012, Argentina, Brasil y Uruguay suspendieron a Paraguay como socio pleno del Mercosur por violar su cláusula democrática y habilitaron el ingreso de Venezuela, que recién ratificó esta semana el Congreso paraguayo.

"Les tengo que decir desde el fondo de mi corazón que Paraguay hubiera agachado la cabeza si el ingreso lo hacía a cambio de algo", señaló a periodistas.

Enfatizó que "el único que va a dar ahora legitimidad es Paraguay y pudiendo negociar" y que "no (lo) hicimos a cambio de nada sino a cambio de que el Paraguay esté conectado".

Insistió en que "ahora, con la cabeza erguida vamos a salir a negociar, a revisar todo lo que se haya firmado antes (en el Mercosur) pero desde adentro", subrayó en la localidad de Villa Elisa, en la zona metropolitana de Asunción.

Con la investidura de Cartes, el 15 de agosto, el Mercosur levantó la suspensión, aunque Asunción aún no había formalizado su reingreso porque consideraba ilegítima la membresía de Venezuela hasta que el Congreso no la ratificara.