Madrid. La empresa española Sacyr Concesiones se ha adjudicado en consorcio el tramo 2 de la Carretera Longitudinal de la Sierra en Perú, que cuenta con una inversión estimada de 400 millones de euros (US$552 millones) en los 25 años de concesión.

El proyecto licitado por la agencia peruana de Promoción de la Inversión Privada, Proinversión, tendrá una extensión de 875 kilómetros y conectará las ciudades de Cajamarca y La Libertad beneficiando a 1,5 millones de habitantes, según han indicado fuentes de la compañía.

Los trabajos comprenden distintas actuaciones de mejora, rehabilitación y mantenimiento, que se ejecutarán por tramos.

En concreto, se llevarán a cabo obras para mejorar la estructura del pavimento y de la vía, así como la construcción o adecuación de puentes, túneles, drenaje, muros y señalización.

Este proyecto tiene como objetivo fortalecer la integración regional del norte del país.

La financiación para el mantenimiento periódico inicial y las labores de operación y mantenimiento estarán a cargo del concesionario y su recuperación estará dada a través del pago anual por mantenimiento periódico inicial (Pampi), del pago anual por mantenimiento y operación (PAMO) y del pago para la rehabilitación y mejoramiento (PRM).

Un total de ocho grupos presentaron sus ofertas para el proyecto, que finalmente será ejecutado por Sacyr y por la constructora peruana Málaga Hermanos.

Cajamarca es la ciudad más importante de la sierra norte del Perú, capital del departamento y de la provincia de Cajamarca.

Por su parte el departamento de La Libertad está situado en la parte noroeste del país, y lindando con el océano Pacífico por el oeste y con los departamentos de Lambayeque, Cajamarca y Amazonas por el norte, con San Martín por el este y con Ancash y Huánuco por el sur.