El gobierno argentino hará oficial la convocatoria a participar de la licitación pública nacional e internacional del Aprovechamiento Hidroeléctrico Chihuido I, en la provincia de Neuquén.

Se trata de una obra que demandará una inversión de US$2.103,16 millones, cuya venta de pliegos se realizará a partir del 15 de enero de 2014, y la apertura de sobres está prevista para el 23 de abril.

Chuhuido I tendrá una potencia instalada de 637 megavatios, y aportará 1.750 gigavatios hora de energía media anual al Sistema Argentino de Interconexión.

"El objetivo es generar energía, satisfacer las demandas de uso del agua previstos, ofrecer seguridad aguas abajo y atenuar las inundaciones del Río Neuquén", destacó el secretario de Obras Públicas, José López, durante su presentación en la sede de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp).

El plazo estimado de obra para esta represa es de cuatro años, y su conclusión representará un ahorro de 420 millones de litros de diesel, que es lo que se necesita para generar la potencia que producirá Chihuido I.

Este ahorro de combustible traducido en divisas, significa unos US$402 millones a precio internacional.

Sin embargo, como se estima que el costo de operación de la usina será de 17 millones de dólares anuales, el ahorro real será de 385 millones.

"Esto constituye economizar divisas para el país en forma efectiva, contribuyendo a mejorar su balanza comercial", destacó López.