Managua, Xinhua. En cada hogar de Nicaragua las familias se preparan para celebrar la Noche Buena el 24 de diciembre y recibir la Navidad el 25 de este mes, en un ambiente de regocijo, unidad y solidaridad entre las personas.

Los nicaragüenses, tras el pago del aguinaldo (bono salarial de fin de año), invaden los mercados y supermercados capitalinos en busca de las carnes de pollo, res y cerdo, además de los vegetales como las papas, chayote, pipián, zanahoria, y garbanzo, para preparar su cena predilecta.

Los platos típicos tradicionales de la época navideña compartidos en cada hogar, son la gallina o pollo relleno, el lomo de res hinchado y el cerdo adobado.

También se degusta el postre conocido como "sopa borracha", una especie de torta bañada con ron, o el ponche preparado con leche, huevo y ron.

La señora Juana Cabrera, de 74 años, dijo este sábado a Xinhua que en su hogar se reúnen sus hijos, nietos y amigos para disfrutar la Noche Buena, al compartir la cena navideña y el vino para brindar por la llegada de la Navidad.

"Desde la mañana del 21 diciembre me voy al mercado con mis nietas a comprar la carne de pollo porque ahí la venden más barato que en el supermercado y los condimentos con las verduras, para preparar el platillo de nuestra preferencia", explicó Cabrera.

La cena navideña se comparte propiamente a las 00:00 horas locales (06:00 GMT), es decir, desde el primer minuto del 25 de diciembre, como una tradición en cada hogar nicaragüense.

Cada 24 y 25 de diciembre los familiares y amigos reunidos en lo hogares se abrazan para desearse un mejor porvenir y suerte en el futuro.

"Ven a mi casa esta Navidad", o "Noche de paz", son las canciones más sonadas durante la víspera de la Navidad en Nicaragua. 

Previo a este festejo, los hogares nicaragüenses se engalanan con la instalación de un árbol de Navidad de pino, plástico o metal, llenos de luces de colores, cintas, estrellas o muñecos y en su base se colocan los regalos para ser repartidos entre la familia y amigos cercanos.

Además de las luces de colores intermitentes o fijas colocadas en el frente o las ventanas de lo hogares del país, se colocan los llamados nacimientos del "Niño Dios", pequeñas figuras que forman parte de la cultura tradicional expresada en esta época navideña en lo países de la región.

El gobierno de Nicaragua engalana el centro de la destruida Managua con los "árboles de la vida", de color amarillo y de lata, la instalación de los nacimientos del "Niño Dios", y la entrega de juguetes en los barrios a la niñez sin recursos económicos, la cual concluyó este sábado.

La fiesta de Navidad es compartida también en los restaurantes y centros nocturnos, donde las personas se reúnen a disfrutar del baile y bebidas para esperar la llegada de la Navidad.