Incrementarán puntos de acopio para medicamentos caducos en el DF

 La Secretaría de Salud (Ssa) retiró en dos años casi dos millones de pesos (US$154.000) en medicina con fecha de caducidad vencida, entre los que se encuentran antirretrovirales y otro tipo de medicamentos.

El monto de pérdida más fuerte por medicamento caducado se trata de Oseltamivir, el llamado Tamiflu, que es auxiliar en el tratamiento contra la influenza. De enero de 2012 a noviembre de 2013 se dieron de baja seis mil 419 unidades con un costo unitario de $166.80 (US$1.284), lo que da un total de $1.070M (US$82.398)

La información referente al Tamiflu y otros 11 medicamentos fue otorgada por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece).

Además, el Sistema de Administración, Logística y Vigilancia de Antrirretrovirales (Salvar) dio a conocer los movimientos de medicamentos por caducidad.

En algunos casos, la Secretaría de Salud asegura que no entregó las medicinas a los pacientes porque éstos no acudieron a las instituciones de Salud.

Se mantuvo en la farmacia, ya que la paciente que se encontraba con este esquema después de haber hecho su cambio a la Ciudad de México, aproximadamente por el mes de julio de 2011 se regresó a esta unidad de Salud en el mes de noviembre y la cual comenta quedarse ya fija en esta unidad, por esa razón se conservó el medicamento y la paciente ya no regresó a esta unidad nuevamente a recogerlo”, asegura el reporte del Centro Nacional para la Prevención y Control de VIH/Sida.

“Siendo la única paciente que lo toma no fue posible sacarlo de la farmacia”, justifica la sede del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Capasits) en Tampico, Tamaulipas.

En otros casos, el reporte detalla que los medicamentos fueron devueltos al laboratorio que se adquirió para su canje por caducidad.

“En respuesta a la presente solicitud se agregan cuatro fojas simples con el reporte de movimientos en Salvar por caducidades, ya que éste es el reporte que nos puede decir con seguridad si los medicamentos caducaron o no. Aclarando que muchos de estos movimientos fueron para canje de los mismos por parte de los distribuidores”, indica la información.

Dentro de los gastos más altos por medicina vencida se detalla que en el Hospital General de Veracruz fueron dados de baja 26 frascos de Darunavir de 300 miligramos. 

En otro caso, en el Hospital de Alta Especialidad Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez, de Tabasco, se retiraron 124 cajas de tabletas de Lamivudina (150 mg) cuya fecha de caducidad expiró el 23 de febrero. Cada caja tiene un costo de $829.35 (US$6.386).

El artículo 233 de la Ley General de Salud señala que “quedan prohibidos la venta y suministro de medicamentos con fecha de caducidad vencida”.