Bogotá, EFE.  El ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) señaló hoy que no debe sorprender a nadie que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) haya prestado ayuda al Ejército de este país para matar a dirigentes de las FARC, como lo reveló este domingo un amplio artículo del diario The Washington Post.

"No creo que nos deba sorprender, si ya todos los países, inclusive los mejores aliados de Estados Unidos, como Alemania e Inglaterra, aparecen "chuzados" (intervenidos) por los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, pues nosotros que podemos esperar para un país como Colombia", declaró Samper a Caracol Radio.

El diario indicó que el plan contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fue autorizado en el año 2000 por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, y que se siguió ejecutando después con el presidente Barack Obama.

También aseguró que la operación encubierta comenzó extraoficialmente el 13 de febrero de 2003, cuando las FARC secuestraron a cuatro norteamericanos que volaban en una avioneta en Colombia.

Sin embargo, no se oficializó hasta tres años más tarde por cuenta del contacto que un coronel estadounidense hizo con el entonces ministro de Defensa colombiano y actual presidente, Juan Manuel Santos, en el que le manifestó la necesidad de mejorar la tecnología para combatir a la guerrilla.

Sobre este tema el representante a la Cámara Iván Cepeda aseguró que es necesario investigar el hecho y que es hora de que el Gobierno explique las intervenciones en materia de seguridad de los Estados Unidos en Colombia.

"Nosotros desde la Comisión Segunda de la Cámara pediremos explicaciones al Gobierno con relación a qué clase de información han tenido respecto de estas intervenciones", manifestó Cepeda.