Lima, Andina. El embajador del Perú en Chile, Carlos Pareja, afirmó hoy que gracias al trabajo responsable de ambos países, existe un ambiente adecuado para recibir el próximo 27 de enero el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, sobre el diferendo marítimo entre ambas naciones.

En declaraciones a la Agencia Andina, explicó que la sentencia emitida por el organismo internacional es "inapelable" y de "ejecución obligatoria e inmediata", por lo que consideró previsible que dicho clima de respeto a lo que determine ese tribunal se mantenga.

"El fallo de La Haya era lo único que faltaba, saber la fecha, porque el ambiente ya se está preparando desde hace mucho tiempo, la prensa está al tanto, la población está al tanto, en ese sentido se ha trabajando muy bien. (...) Ambos están preparados para respetar el fallo, cualquiera que sea", afirmó.

Perú y Chile esperan para el 27 de enero próximo la lectura de la sentencia inapelable de la CIJ sobre el diferendo marítimo, la cual será leída en los idiomas oficiales del tribunal, francés e inglés, y traducidos simultáneamente al español.

En este litigio, Lima pide a la Corte establecer la frontera marítima aún no establecida en un tratado de límites; mientras que Santiago alega que los acuerdos pesqueros de 1952 y 1954 ya establecieron la línea divisoria.

Pareja consideró que dicho ambiente es bastante auspicioso, pues nadie, tanto en el Perú como en Chile "estarán sorprendidos del fallo", pues ya se conocen las posiciones y los alegatos que se expusieron en diciembre del año pasado, en la fase oral del proceso.

"Es un tema que se ha trabajado bien y que representa un cierto ‘escollo’ que va a ser superado una vez se conozca el fallo", sostuvo.

En ese sentido, añadió que también es importante el compromiso asumido por ambos gobiernos, al asegurar que una vez conocida la decisión de la CIJ, este "será cumplido".

"Esto ha ocurrido en diversas reuniones internacionales, donde estuvieron los presidentes o cancilleres de ambos países, además hay que relevar el hecho de que el propio presidente Sebastián Piñera, en el marco de las Naciones Unidas, haya expresado su respeto por el fallo", puntualizó.

Perú espera que la resolución de la CIJ fije el límite marítimo a partir del Punto Concordia y siga una línea equidistante; mientras que Chile sostiene que la frontera marítima debe seguir la línea paralela a partir del Hito 1.