Lima. El congresista de Gana Perú, Teófilo Gamarra, lamentó la renuncia de Víctor Andrés García Belaunde a la presidencia de la comisión que investiga el caso Óscar López Meneses, y consideró que lo democrático sería que su reemplazante provenga de la misma bancada de Acción Popular-Frente Amplio (AP-FA).

Indicó que la controversia sobre quién deberá cubrir el lugar que García Belaunde dejará vacante, se solucionará cuando AP-FA designe a su reemplazante en la comisión y este asuma la presidencia del grupo, como fue la voluntad de la votación inicial.

"Lo lógico y lo democrático sería que el congresista de AP-FA asuma la presidencia; esta renuncia no debe alterar la composición de la comisión definida por el pleno", manifestó en declaraciones a la Agencia Andina.

El parlamentario oficialista descartó, además, la posibilidad de que el PPC-APP ingrese a la comisión, en reemplazo del representante de AP-FA ,para que Luis Galarreta asuma la presidencia, como piden miembros de Fuerza Popular y Concertación Parlamentaria.

A su juicio, eso ya se definió en su momento cuando el propio PPC renunció a esa posibilidad para ceder su lugar al representante del Partido Aprista.

Igualmente, refirió que algún miembro del Partido Aprista o Fuerza Popular tampoco puede presidir la comisión, pues sus respectivos gobiernos mantienen sospechas de tener vínculos con López Meneses.

Por el contrario, Gamarra acusó a ambos grupos políticos de haber generado un crisis innecesaria en la comisión, a raíz de la entrevista de García Belaunde con el presidente Ollanta Humala en Palacio de Gobierno.

Al respecto, comentó que el primer mandatario no está siendo investigado, por lo cual puede reunirse con cualquier congresista, mas aun cuando el propio García Belaunde ha precisado que la reunión no fue secreta y que se no sintió presionado.

Indicó que lo investigado por esta comisión son acciones de este gobierno sobre supuestos vínculos de algunos sectores con la mafia "fujimontesinista", pero eso no implica al Presidente o a su gobierno.