El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que confía en vencer en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 25 de mayo, para lo cual necesitará superar el umbral del 50% de los votos.

"Si uno piensa que no se puede, ahí empieza a perder. Claro que se puede", reveló el mandatario en entrevista publicada por el diario colombiano El Espectador, que recoge la agencia española Europa Press.

De acuerdo con el último sondeo de opinión publicado el pasado viernes por Gallup, Santos no lo conseguiría, ya que su popularidad se sitúa en 38% tras varias subidas consecutivas impulsadas, sobre todo, por el proceso de paz con las FARC.

Consultado sobre la relación entre su reelección y el dialogo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), insistió en que "esta no es la paz de Santos, sino la paz de todos los colombianos". Y agregó: "Ojalá la paz no necesitara de nadie".

Afirmó que, a pesar de que "le ha costado muchísimo", el proceso de paz mereció la pena llevarse adelante.

"Yo sabía que tenía un riesgo y un costo, pero no me arrepiento ni un solo minuto de haberlo tomado", sentenció, y consideró que "hay que hacer más pedagogía" para explicar las bondades del proceso de paz.

"Nada está acordado hasta que todo esté acordado, aunque parece que a la gente se le olvida, por lo que los colombianos van a tener la oportunidad de decidir si la paz que se pacte es la que aceptan o no", expresó.

Reiteró que "habrá algún tipo de refrendación" de los acuerdos de paz, pero no una Asamblea Constituyente, tal y como exigen las FARC, "porque sería un nuevo proceso de paz" y "todo quedaría borrado de un plumazo".

El jefe de Estado admitió que le habría gustado que el proceso de paz hubiera acabado el pasado noviembre "para que no se mezclara con las elecciones" legislativas y presidenciales de 2014, "pero era algo utópico".