La empresa canadiense Pacific Rubiales dijo que ha llegado a un acuerdo para la venta de su participación en el Oleoducto Central SA (Ocensa) de Colombia por un total de US$385 millones a un consorcio capitaneado por el fondo estadounidense Franklin Templeton.

Pacific Rubiales, que tiene una participación y derechos de transporte en Ocensa del 5% del total, indicó en un comunicado que la operación será realizada con Darby Private Equity, subsidiaria de Franklin Templeton, a través del Fondo de Infraestructura de Transporte de Colombia (Fintra).

El consejero delegado de Pacific Rubiales, Ronald Pantin, dijo en un comunicado que la venta de la participación en Ocensa permitirá reducir el impacto de la adquisición de la empresa colombiana Petrominerales, efectuada el 28 de noviembre.

La empresa canadiense pagó 1.600 millones de dólares canadienses (unos US$1.500 millones) por Petrominerales, operación que le permitió hacerse con el 5% de Ocensa.

"Esta transacción es un acuerdo atractivo para ambas compañías. Darby recibirá una tasa de devolución de interés constante y segura. Pacific Rubiales recibirá US$385 millones en efectivo que utilizaremos para pagar la deuda que la compañía contrajo con la adquisición de Petrominerales", dijo Pantin.

Pantin añadió que la operación de venta también incluye un acuerdo que garantiza que Pacific Rubiales pueda transportar 29.000 barriles de petróleo al día por Ocensa.

"Junto con nuestros derechos preferenciales de capacidad existentes en el oleoducto Ocensa y nuestra participación en el nuevo oleoducto Bicentenario, esta capacidad adicional en Ocensa eliminará en gran medida nuestra necesidad de transporte por carretera y esperamos reduzca nuestros costes de transporte".

Pacific Rubiales opera, a través de la subsidiaria Meta Petroleum, los campos petroleros colombianos de Rubiales, Pirir y Quifa.
La empresa también opera, a través de su subsidiaria Pacific Stratus Energy Colombiana, el campo de gas natural de La Creciente.