La Paz. Los niveles de inflación en Bolivia se han controlado en noviembre y diciembre, por lo que se descarta un eventual descontrol al cierre del presente año, informó el ministro de Economía, Luis Arce.

"Al terminar el año no habrá mayores sorpresas en los precios. Será un mes con similares variaciones a las de noviembre, cuando el Indice de Precios al Consumidor (IPC) presentó una reducción de 0,03%, el más bajo del año", afirmó el ministro a medios de prensa.

Luis Arce fue consultado sobre la posibilidad de un descontrol en los precios del mercado, ante lo que respondió que la inflación en Bolivia la están controlando desde septiembre, a través de medidas antiinflacionarias, como el retiro de liquidez y el control de precios en productos.

Comentó que una de esas medidas se conduce a través del Banco Central de Bolivia, que retiró importantes cantidades de exceso de liquidez del mercado abierto para regular la variación en los precios de la canasta familiar.

"Como lo decíamos hace un tiempo cuando anunciábamos el cero por ciento de inflación en noviembre; este diciembre vamos a tener un comportamiento similar de los precios", dijo el ministro de Economía.

"No habrá mayor sorpresa en los precios, porque hemos ejecutado medidas importantes", agregó.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Indice de Precios al Consumidor registró en noviembre pasado una variación porcentual negativa de 0,03% respecto a octubre.

El IPC es un indicador que mide las variaciones promedio de los precios de un determinado conjunto de bienes y servicios de consumo de la población de referencia.

Lo anterior representó una variación acumulada de 6,39%, mientras que a 12 meses fue de 6,96%.

El 11 de noviembre pasado, el Poder Ejecutivo proyectó que Bolivia cerraría este año con una inflación de 7,5%, debido al alza inadvertida entre agosto y septiembre en el precio del pollo, el tomate y la papa.

El ministro de Economía explicó que, contrariamente a lo que señalaban algunos analistas y gente interesada en afectar la economía de Bolivia en el sentido de que en noviembre y diciembre se registrarían los índices inflacionarios más altos, el mes pasado no sucedió así.

"Hemos ejecutado políticas de contención a través del Ministerio de Economía, que frenaron el alza en el costo de los alimentos de la canasta familiar", afirmó.

Arce recordó que en octubre de este año disminuyeron los aranceles para la importación de tomate. Además, se salvaguardó la subvención al pan y se retiró, vía Banco Central de Bolivia, el excedente de liquidez que existía en el mercado interno.