El dinamismo que traía el sector de la construcción de obras civiles en el último trimestre del año se vio sorprendido por la escasez de asfalto, como consecuencia del mantenimiento de la planta productora en la refinería de Barrancabermeja, lo que obligará al país a importarlo para no detener la velocidad que trae la locomotora de la infraestructura.

Así lo denunció la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez Correa-Glen, quien explicó que cuando el país requiere que avancen con mayor celeridad las obras, como ocurrió en el tercer trimestre con un crecimiento del 18% en su ejecución, se presenta este tipo de obstáculo que de no superarse retrasaría los planes del Gobierno.

Y fue el director del Invías, José Leonidas Narváez, quien prendió las alarmas en el interior del Gobierno, luego de que a finales de noviembre y comienzos de diciembre recibiera información de los contratistas de obra sobre las dificultades que tenían con el suministro de asfalto y esto lo llevó a indagar en Ecopetrol qué era lo que ocurría.

De acuerdo con la estatal petrolera, durante noviembre se registró una disminución en el nivel de entregas de asfalto en un 11%, como consecuencia del mantenimiento programado de la unidad de destilación de la refinería, la cual se realiza cada cinco años.

El presidente de la compañía, Javier Genaro Gutiérrez Pemberthy, explicó que estos trabajos son prioritarios para adoptar nuevas tecnologías que hagan más eficaces las condiciones de operación, pero que éstos ya terminaron y la planta se encuentra en plena capacidad de producción.

La demanda del Invías, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y los entes territoriales incrementó en un 40% los pedidos de asfalto en el último trimestre.

Según Ecopetrol, el nivel de entrega de esta materia prima en noviembre fue de 33.900 toneladas, frente a las 37.900 que se despacharon en octubre, lo que representó una disminución del 11%.

A pesar del aumento de la producción, al pasar de 26.400 toneladas en enero a 37.900 toneladas en octubre, el país podría requerir importar asfalto de Venezuela en los meses picos, razón por la cual se conformó una mesa de trabajo en la que participan Ecopetrol, el Ministerio de Transporte, la ANI, el Instituto Nacional de Vías, los cuatro productores de mezcla asfáltica y distribuidores.

Si bien la situación no es crítica en la ejecución de las obras de los concesionarios, que apenas han registrado retrasos de días, el presidente de la ANI, Fernando Andrade, mostró su preocupación, pero a su vez dio un parte de tranquilidad al señalar que están previendo el incremento de obras en diferentes proyectos y que por ello se están preparando para que no los coja desprevenidos.

Entre tanto, su colega del Invías señaló que si bien la escasez tiende a normalizarse, les preocupa los años 2014 y 2015, cuando se tendrán volúmenes de obras más altos.

El plan de contingencia de Ecopetrol es incrementar la producción, que para este fin de mes será de 46 mil a 55 mil toneladas para el próximo año, sin embargo, la preocupación es latente, especialmente cuando se inicien las obras de 4G en 2015, ya que el único productor de asfalto en Colombia es Ecopetrol y la producción se quedaría corta.