Brasilia. La deuda pública brasileña, que incluye los endeudamientos interno y externo, alcanzó en noviembre último los 2.069 billones de reales (US$872.995 millones), con un aumento de 2,3% ante octubre y un nuevo récord histórico, dijo hoy la Secretaría del Tesoro Nacional.

La elevación se debió a la emisión líquida de títulos públicos por encima de sus vencimientos por 22.700 millones de reales (US$9.578 millones), además de los gastos con el pago de intereses, que sumaron 17.900 millones de reales (US$7.552 millones).

La deuda pública interna presentó un aumento de 1,99% entre octubre y noviembre, cuando alcanzó 1,97 billones de reales (US$831.223 millones).

La deuda pública externa, a su vez, aumentó 9,4% en la misma base de comparación, para ubicarse en 97.220 millones de reales (US$41.021 millones).

Según el Plan Anual de Financiamiento establecido por el Tesoro para este año, la deuda pública puede terminar el año en un nivel máximo de 2,24 billones de reales (US$945.147 millones), lo que representa una elevación de 11,5% ante igual período de 2012.

El coordinador de operaciones de la Deuda Pública, José Franco de Moraies, afirmó que la deuda total a fin de año debe estar por debajo del techo establecido en el Plan Anual.

Por medio de la deuda pública, el gobierno toma prestado de los inversores los recursos que necesita para honrar sus compromisos.

A cambio, se compromete a devolverlos con alguna corrección, que es definida por anticipado en el caso de los títulos prefijados, o en función de variables como la tasa básica de interés Selic, la inflación o la tasa de cambio.