Para el 2014, la Unidad de Comunicación Social y Vocería de la Secretaría de Hacienda será el área con el presupuesto más alto de toda dependencia. Sin embargo, presenta una reducción sobre el asignado en el 2013 al pasar de 249,9 millones de pesos (US$19,1M) a 243,9 millones de pesos (US$18,7M).

En cambio, el presupuesto para la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) se fortaleció, al ser el segundo más importante con 224,8 millones de pesos (US$17,2M) frente a los 194,4 millones de pesos (US$14,9M) este año.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) también reporta un incremento relevante, con 14.1 millones de pesos, cuando este año tuvo recursos por 13.2 millones de pesos. Ambas instancias serán las que tendrán la responsabilidad de aplicar la nueva ley antilavado, que tiene como objetivo limitar las operaciones en efectivo con recursos de origen ilegal.

El SAT ahora es el encargado de vigilar que las empresas o profesionistas con actividades vulnerables a ser utilizadas por el crimen organizado cumplan con la ley de prevención e identificación de recursos de procedencia ilícita que entró en vigor el pasado 17 de julio. Se estima que serán más de 350.000 los que tendrán que darse de alta ante el SAT para poder emitir avisos antilavado.

A la Secretaría de Hacienda se le aprobó para el próximo año un presupuesto total por 41.882.3 millones de pesos (US$3.227M), es decir un recorte de 8% en comparación con el del 2013.

Al interior de la estructura de la dependencia, la Subsecretaría de Egresos es la más beneficiada entre los tres ramos más importantes. Al área a cargo de Fernando Galindo se le otorgaron 136.7 millones de pesos frente a los 112.2 millones que tuvo en el año que recién termina.

La subsecretaría del ramo, de Fernando Aportela, tendrá para gastar 118.2 millones de pesos cuando en el 2013 fue la de mayor presupuesto, con 249.9 millones de pesos. En cambio, la subsecretaría de Ingresos, de Miguel Messmacher que fue el que sacó adelante la reforma Hacendaria, tiene 81.7 millones de pesos cuando en el 2013 le dieron 96.4 millones de pesos precisamente para contar con todo para lograr que fuera aceptado el paquete fiscal.

De las unidades que operan en la secretaría, la de Política y Control Presupuestal, que encabeza Isaac Gamboa, tiene los mayores recursos con 167.5 millones de pesos, seguida de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas, que lleva Marcela Andrade, con un presupuesto de 105.3 millones de pesos (US$8M)