Eleconomista.com.mx. El secuestro en México registró un aumento en el primer año del gobierno del presidente Enrique Peña. En el 2012 se denunciaron en total 1.317 casos, y hasta el último registro del 2013 se contabilizaron 1.583 casos.

Lo anterior valió ya el reconocimiento del presidente, quien, en la sesión del Consejo Nacional de Seguridad el pasado 20 de diciembre, reconoció que el secuestro ha registrado un aumento en los últimos meses debido a una falta de atención inmediata y con eficacia.

“Aún hay temas sensibles que no podemos soslayar: me refiero al secuestro (…), que lamentablemente ha tenido una tendencia contraria”, dijo.

Datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) refieren que en todo el 2012 se denunciaron y cometieron 1.317 casos de privación ilegal de la libertad. De acuerdo con el último reporte del SNSP, de enero a noviembre del 2013 se denunciaron 1.583 casos de privación ilegal de la libertad, faltando de contabilizar los casos de diciembre, los cuales se conocerán en enero. Tan sólo con esos datos, hay un reflejo de aumento de 266 casos de secuestro en el país del 2012 al 2013.

Por este dato, Peña Nieto ordenó a la Secretaría de Gobernación (Segob) que, antes de que concluya enero del 2014, diseñe y presente una estrategia específica para enfrentarlo.

El mayor aumento registrado en México por secuestro ha sido del 2006 al 2012, cuando se reportó un aumento de 76%; las denuncias pasaron de 733 a 1.268 casos anuales, aproximadamente.

De acuerdo con la Segob, el secuestro registró la mayor incidencia en las regiones centro, occidente y noroeste.

* Vea además en Eleconomista.com.mx: Los más beneficiados por la prevención, jóvenes