Bogotá. El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, dijo que la colaboración por parte de la agencia Central de Inteligencia Estadounidense (CIA) a las fuerzas militares colombianas para dar de baja a los principales cabecillas de las FARC no es una revelación.

Pinzón se refirió al artículo publicado por el diario norteamericano The Washington Post el pasado fin de semana en el cual se asegura que dicha cooperación se hizo de forma secreta en un plan diferente al Plan Colombia, diseñado para combatir el narcotráfico.

Asimismo, recalcó que aunque la agencia estadounidense sí colaboró en la inteligencia de estas operaciones, fueron las Fuerzas Armadas quienes las planearon y ejecutaron con total independencia.

"Todo el mundo sabe, aquí no hay nada nuevo, que tenemos una cooperación muy fuerte con Estados Unidos, que esa cooperación es en materia de inteligencia, en operaciones especiales y que la tenemos con otras naciones para que eso sí, sean los soldados los que realicen", dijo.

El alto funcionario explicó que dicha colaboración de Estados Unidos a Colombia en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo es conocida en el mundo y que gracias a ella se han logrado golpes contundentes en contra de las FARC.

El Washington Post asegura en el artículo que un plan secreto contra las FARC, fue autorizado en el año 2000 por el presidente estadounidense George W. Bush y seguido por Barack Obama.

Según el rotativo, el programa incluía seguimiento en tiempo real de los cabecillas que luego fueron ejecutados por bombas inteligentes guiadas por un sistema de geolocalización GPS.