Beijing. El crecimiento económico de China probablemente se situará en el 7,6% este año, ligeramente por debajo del 7,7% en 2012, según un informe emitido este miércoles por el Consejo de Estado, el gabinete chino.

El crecimiento económico ha sido más alto de lo esperado desde 2011 a pesar de una tendencia bajista, apuntó un informe de evaluación a medio plazo sobre el cumplimiento del XII Plan Quinquenal de Desarrollo (2011-2015), presentado por el Consejo de Estado a una sesión bimestral del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), el máximo órgano legislativo de China.

El plan quinquenal establece una meta de crecimiento anual del producto interno bruto (PIB) del siete por ciento entre 2011 y 2015. El crecimiento fue del 9,3% en 2011; del 7,7% en 2012 y del 7,6% en el primer semestre de 2013, según el documento.

"No podemos negar una presión bajista sobre el crecimiento económico", dijo Xu Shaoshi, ministro encargado de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), el máximo órgano de planificación económica del país, al presentar a los legisladores el informe.

Para evitar grandes fluctuaciones económicas, China aumentará en mayor medida la flexibilidad de los tipos de interés y coordinará las políticas fiscal, monetaria, industrial, del uso de tierra y medioambiental, según el informe, además de tratar cuidadosamente la deuda del gobierno local al tiempo que garantiza las necesidades razonables de liquidez, según el documento.

El gobierno continuará recortando el exceso de capacidad en sectores como el del acero, cemento, aluminio electrolítico, vidrio y construcción naval y detendrá la expansión de aquellos que sean grandes usuarios de energía y altos contaminadores.

Para equilibrar el desarrollo de las regiones, el gobierno trabajará para eliminar las barreras comerciales en todo el país y reformar los servicios públicos que están vinculados al registro de los hogares.