El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, lo aseguró en un mensaje enviado por Navidad. El fundador de la plataforma de filtraciones Wikileaks está asilado desde 2012 en la Embajada ecuatoriana en el Reino Unido.

 En una declaración radial, Patiño se dirigió al periodista australiano refugiado y le dijo: "Usted sabe que nosotros mantenemos nuestra firme decisión de proteger su vida, su integridad".

"Es importante que sepa que el pueblo y el gobierno ecuatoriano tienen la firme decisión de sostener la protección en contra de la persecución política que tiene uno de los mayores gobiernos del mundo", añadió, según citó hoy la agencia noticiosa DPA.

Patiño contrastó la decisión de su gobierno de dar asilo a Assange, "un ícono de la libertad de expresión en el mundo", con la postura de Estados Unidos, que protege a ecuatorianos huidos de la justicia o de Panamá que asiló recientemente a un exasambleísta ecuatoriano vinculado a un triple asesinato en Ecuador.

El diplomático pidió en su mensaje que el Reino Unido le conceda el salvoconducto "ya que comete un error contra sus derechos humanos".

Assange solicitó en junio de 2012 asilo a Ecuador, al considerar que su vida corría peligro por la posibilidad de ser extraditado primero a Suecia y luego a Estados Unidos.

En Suecia afronta un proceso por delitos sexuales y en Estados Unidos es acusado de revelar secretos militares de las guerras en Irak y Afganistán.

Ecuador planteó la conformación de una comisión para encontrar una salida al caso de Assange y abrió la posibilidad de iniciar un proceso contra Reino Unido en la Corte Internacional de Justicia.