ElEconomista. A pesar de que el PRD dio por muerto al Pacto por México, las revisiones hechas en este instituto político indican que en un año sólo se logró sacar adelante 40% de los temas programados en el calendario, lo que implica que 60% de los asuntos quedó pendiente de procesamiento y presentación.

Con base en los documentos elaborados en el partido, uno de los rubros en donde hubo más pendientes se relaciona con “Sociedad de derechos”.

Y es que de 36 puntos enlistados, sólo se concretaron ocho, los cuales estuvieron relacionados con la reforma educativa.

Aspectos como garantía al acceso universal a los servicios de salud, cambios a la Constitución para crear un seguro de desempleo y pensión para mayores de 65 años, así como leyes reglamentarias en materia de derechos humanos están pendientes.

El mismo análisis indica que otros rubros con aspectos pendientes son, seguridad y justicia, gobernabilidad democrática y transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Lo mismo ocurrió con “Crecimiento económico, empleo y competitividad”. Según los perredistas, de 37 compromisos sólo avanzaron 20, por ejemplo en materia de telecomunicaciones, competencia y finanzas, fiscal y energética.

En el tintero están la reforma política del Distrito Federal, eliminación del fuero a los funcionarios públicos, así como las leyes reglamentarias de la consulta popular.

En la revisión se exhibe que de los asuntos pendientes al menos cuatro deberían empezar a negociarse el siguiente año; aunque más de 50 estaban en discusión dentro del Pacto antes de que el PRD anunciara la salida definitiva.

Cabe mencionar que la semana pasada, la Comisión Política Nacional del PRD decretó “muerto” al Pacto por México, por lo que el instituto político no se reincorporará a los trabajos, si en algún momento se intentaran reactivar. En el caso del PAN, su dirigente, Gustavo Madero, reconoció que después de la aprobación de las reformas estructurales el Pacto por México no está muerto, pues hay compromisos pendientes por cumplir.

Desde la academia, Gustavo López Montiel, investigador del Departamento de Estudios Jurídicos y Sociales del Tecnológico de Monterrey, reconoció que a partir del siguiente año el Pacto por México podría replantearse.

Y es que el espacio de discusión ha servido a los dirigentes de los partidos para estar en la negociación. También le ha funcionado al Presidente.

Desde el punto de vista del catedrático, el replanteamiento del Pacto por México sería a partir del próximo año. Al menos el primer semestre los mismos actores aún se mantendrían al frente de los partidos. Gustavo Madero, en el PAN, y Jesús Zambrano, en el sol azteca.

Lo anterior se debe a que los procesos de renovación en dichos institutos políticos, sobre todo el cambio en las dirigencias continuará en los siguientes meses. En enero, el PAN apenas realizará el Consejo Nacional. El PRD está en espera de que la autoridad electoral avale los nuevos estatutos y posteriormente iniciaría el proceso interno.

* Vea además en El Economista: Líderes sindicales tienen baja productividad en el Congreso