El ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) acordaron instalar en la tercera semana de enero una mesa técnica donde se discutirán los temas planteados por esa organización que serán integrados a más de 800 propuestas que se han recogido por todo el país dentro de la construcción del Gran Pacto Social por el Agro y el Desarrollo Rural.

Así lo acordó el viceministro de Desarrollo Rural, Aníbal Fernández de Soto, durante su intervención en el Foro Regional de ANUC, celebrado en Popayán, con la participación de alrededor de 250 asistentes que expusieron sus inquietudes en compra de tierras, vivienda rural y proyectos productivos.

Cuatro puntos serán objeto de análisis en la mesa técnica, cuya instalación está prevista para el próximo 21 de enero.

En primer lugar, un plan de trabajo a partir de las iniciativas presentadas por la ANUC y líderes de seis municipios del Cauca; la revisión del Decreto 1987 por el cual se organizó el sistema de actividades públicas, privadas y de inclusión social para el cumplimiento del Pacto Nacional por el Agro y el Desarrollo Rural; la posibilidad de que los campesinos tengan mayor acceso al programa de vivienda social rural y mayor asistencia técnica para la formulación de proyectos productivos.

El viceministro Fernández de Soto sostuvo que este es un Gobierno dialogante, consciente de los problemas estructurales del campo. Por eso, la invitación a la ANUC es “a ponernos de acuerdo en lo fundamental para crear participativamente una política pública de transformación del agro. A construir una mesa de trabajo para mirar cómo evitamos un problema interétnico y hacemos del Cauca un territorio próspero y de paz”.

El viceministro de Desarrollo Rural dijo que el propósito del Gobierno es oír a todo el campesinado, cubrir la mayor cantidad de escenarios, oyendo lo que tienen que decir.

Añadió que el campo viene sufriendo décadas de una institucionalidad que no se compadece con el agro y viene surgiendo un nuevo tejido social que dice: estamos cansados de gritar y que no nos oigan.

“El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural está atendiendo ese reclamo, volcándose a la ruralidad, buscando las mejores soluciones de forma integral, y lo está haciendo de manera sincera, generando confianza, y tomando decisiones importantes en las mesas de diálogo con lecheros, cebolleros y paperos. Se han tomado medidas de corto plazo y se avanza en un proceso de construcción de las soluciones dentro del Gran Pacto por el Agro”, agregó.

Añadió que el Decreto 1987 de septiembre de 2013 será ajustado para lograr una mayor presencia y darles mayor voz a las organizaciones campesinas y los gremios del sector productivo en los Consejos Seccionales de Desarrollo Agropecuario (CONSEA).

En este sentido, expresó que el reto es construir de abajo hacia arriba una gran política de Estado para el agro y justamente el Viceministerio de Desarrollo Rural es nuevo y obedece a un clamor, porque la institucionalidad no estaba lista ni preparada y el reto es darle más poder a las gobernaciones, fortalecer el rol de los alcaldes y generar un mayor fortalecimiento de la base campesina.

“Hemos recorrido el país oyendo propuestas, reclamos, iniciativas en infraestructura, vías terciarias, soluciones de vivienda, acceso a la educación, a la salud, TIC, seguridad. Ver el campo en su integralidad que es la apuesta del Gobierno y el Estado somos todos y entre todos tenemos que construir”, puntualizó.