La oferta internacional de granos en la temporada de comercialización 2013–14 superará el nivel de 2012 en casi 8% a pesar de ajustes a la baja de los pronósticos de producción y existencias finales a escala mundial, según la última edición de Perspectivas de cosechas y situación alimentaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esta proyección se sitúa en 2.744 millones de toneladas en 2013; o sea, apenas 3 millones menos que la cifra de septiembre, como resultado de las perspectivas desfavorables de los cultivos de trigo de América del Sur.

La producción mundial de granos aumentará 8% este año en comparación con 2012, porque la producción bruta de cereales secundarios se incrementaría 11%, para llegar a 1.420 millones de toneladas.

Estados Unidos dará cuenta del grueso del aumento, con un cultivo récord de 384 millones de toneladas; es decir, 27% más que el año anterior, afectado por la sequía.

El informe también resalta los focos de inseguridad alimenticia en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Corea del Norte, el norte de Malí y Siria.