Asunción. La economía paraguaya alcanzó este año un aumento histórico de crecimiento de 13,6%, tras una contracción del 1,2% de su producto interno bruto (PIB) el año pasado y superior al 13,1% logrado en 2011, según el informe preliminar de cierre del año presentado por el ministerio de Hacienda.

El crecimiento de dos dígitos de Paraguay este año coincide con la previsión oficial y llega tras una caída de un 1,2% el año pasado, ejemplo de los enormes vaivenes de su economía. En 2009 también se apuntó un crecimiento del 13%, después de otra recesión el año anterior.

El ministro de Hacienda, Germán Rojas, destacó en rueda de prensa que el nivel de crecimiento de Paraguay es uno de los más altos del mundo pero explicó que se da dentro de "un marco de volatilidad".

La perspectiva de crecimiento para 2014 es del 4,8%, estimulado en parte por la participación del sector privado en la promoción de obras de infraestructura, según el ministro.

Rojas destacó que se cierra el año con indicadores alentadores y en algunos casos mejores de lo esperado, lo que "marca un desafío que es aplicar tecnología para mitigar el factor climático que es el que más afecta a la economía paraguaya".

El crecimiento de este año está fundamentado en la recuperación del sector agropecuario, que tuvo un incremento del 50%, al que se suma un aumento del 8% del PIB no agropecuario.

La soja y la carne, sus dos principales exportaciones, generan un 20% de su PIB y la gran mayoría de sus exportaciones, pero solo contribuyen un 2% a los ingresos fiscales.

El Ministerio de Hacienda hizo este viernes un informe de la gestión desde agosto de este año, cuando asumió el Gobierno del presidente Horacio Cartes, del partido Colorado, tras el mandato de poco más de un año del liberal Federico Franco.

Franco sustituyó a Fernando Lugo, destituido en un juicio parlamentario en junio de 2012.

El titular de Hacienda dijo que la coyuntura que encontró el nuevo Gobierno "estaba marcada por una sensible falta de disponibilidad de recursos y un serio retraso en el pago a proveedores".

"Encontramos el Estado con un saldo rojo de 243 millones de dólares al momento de asumir el 16 de agosto", detalló.

Pero resaltó que desde agosto han aumentado las recaudaciones un 5,8% en comparación con el año 2012.

Según Rojas, gracias a ello, el Estado ha podido inyectar a la economía, entre agosto y diciembre, un 6% más en comparación con el mismo periodo del año pasado.